• Post category:Soluciones
  • Comentarios en el Post: 0 Comentarios
  • Post last modified:13 Septiembre, 2022
  • Reading time:5 minutos de lectura
Compartir en :

SISTEMA SOLARES Y SU LARGA VIDA ÚTIL

Actualmente, la energía solar fotovoltaica es la energía renovable más utilizada y una de las grandes ventajas de estas instalaciones es la larga vida útil de sus componentes principales. Así con una adecuada operación y mantenimiento garantizamos el buen funcionamiento de estos sistemas y podemos incluso alargar más la vida útil del sistema y los equipos, también maximizando la capacidad productiva, generando el ahorro y la rentabilidad esperados del proyecto.

OPERACIÓN Y MANTENIMIENTO EN SISTEMAS FOTOVOLTAICOS

Se tiene reportes que la planta de energía solar en funcionamiento más antigua tiene más de 60 años, en la actualidad se garantizada una vida útil de 25 años. Sin embargo, estimaciones muestran que la vida útil real de estas instalaciones puede ser de 40 a 50 años. Entonces estos sistemas y sus componentes son de alta durabilidad física y lo que disminuirá será su eficiencia. Hablando de los paneles solares esta disminución de eficiencia es de 0.5% por año y la pérdida del 20 % de eficiencia es considerada un fallo técnico correspondiente a la sustitución del equipo.

¿Y CÓMO HACER QUE NUESTRO SISTEMA SOLAR TENGA UNA LARGA VIDA ÚTIL?

Las instalaciones solares fotovoltaicas se encuentran expuestas a agentes externos y a cambios de temperatura y clima que afectan a los equipos principales como paneles solares y también a las conexiones eléctricas, estructuras y otros que forman parte de la instalación. Con una adecuada operación y mantenimientos a las instalaciones se puede garantizar la vida útil de estas instalaciones e incluso alargarla.

La operación de los sistemas solares fotovoltaicos es sencilla por parte del usuario final, ya que no se requiere ningún tipo de intervención y el funcionamiento de estos sistemas es completamente automático. Por otro lado, sí se deben realizar distintas actividades correspondientes al mantenimiento, que te las presentamos a continuación.

OPERACIÓN Y MANTENIMIENTO DE LOS PANELES SOLARES​

Con respecto a los paneles solares se debe prevenir golpes al momento del traslado e instalación, o de que algún objeto pesado caiga sobre estos, para evitar rajaduras o quebrar el vidrio protector de las celdas solares.

El mantenimiento rutinario de los módulos consiste en realizar la limpieza de la superficie de la acumulación de polvo u objetos. No se debe utilizar un limpiador químico ya que estos pueden desgastar la superficie de los módulos, las uniones de las células produciendo la pérdida de potencia del mismo.

Además de la limpieza de la superficie se debe inspeccionar los conectores, cables, tornillos, base metálica para asegurarnos de que el funcionamiento del sistema sea el correcto y que toda la estructura se encuentre en buen estado. Durante la inspección se debe prestar atención a la existencia de cables rotos o la existencia de la oxidación de los conectores o de la estructura en general.

OPERACIÓN Y MANTENIMIENTO DEL INVERSOR

Los inversores también son equipos de bajo mantenimiento, este consiste en inspeccionar el área de ubicación del inversor y asegurarse que esta esté limpia, y ventilada.

Se debe verificar el ventilador, filtro y disipadores comprobando que el sistema de ventilación y refrigeración funcione adecuadamente. Este procedimiento varía dependiendo la marca y modelo, por lo tanto, se debe seguir los procedimientos indicados por el fabricante.

También, se deben hacer inspecciones del cableado y conexiones, verificando que los cables estén correctamente conectados a los bornes.

Dentro de estas actividades, se debe revisar el sistema de monitoreo, esto para que nosotros podamos conocer el historial de generación de energía, consumo y poder detectar alguna anomalía.

OPERACIÓN Y MANTENIMIENTO DE LAS BATERIAS

Las baterías utilizadas en los sistemas fotovoltaicos están diseñadas para cargas y descargas lentas, lo que hace que estas sean de larga vida útil y de bajo mantenimiento. Sin embargo, se debe realizar inspecciones generalmente visuales del estado de las baterías, verificando que no exista corrosión o sulfatación.

Para un mantenimiento más profundo se debe realizar una limpieza de la batería, medir el voltaje, la temperatura, densidad y resistencia de las conexiones.

OPERACIÓN Y MANTENIMIENTO DEL REGULADOR

 

El regulador no requiere de mantenimiento, pero es importante que este equipo funcione adecuadamente ya que es el equipo que se encarga del funcionamiento óptimo del sistema.
Por lo tanto, se debe estar pendiente a cualquier alarma ya sea luminosa o auditiva que presente este.
También se debe asegurar que el regulador se encuentre en un lugar limpio y seco, protegido de cualquier líquido.

 

BENEFICIOS DEL MANTENIMIENTO EN TU SISTEMA SOLAR

Realizar un adecuado y oportuno mantenimiento a las instalaciones fotovoltaicas es de gran importancia ya que obtendremos los siguientes beneficios:

BENEFICIOS DEL MANTENIMIENTO EN TU SISTEMA SOLAR - ENERGYS

El retorno de inversión de un sistema fotovoltaico es en un promedio de 4 a 6 años, esto significa que durante el resto de lo más de 25 años de vida útil del sistema fotovoltaico ahorraremos en el consumo de energía eléctrica convencional o uso de combustible fósil, aportando así también al medio ambiente y reduciendo la generación de CO2.

Cuenta con nosotros para asesorarte desde el diseño, la ejecución y el mantenimiento correcto de tu sistema solar fotovoltaico.

¡CONTACTANOS!

Envía tus datos vía el formulario y un equipo de expertos estará contactándose contigo para atender a tu requerimiento a la brevedad posible.

Agregue un comentario